Un intersticio entre realidad y fantasía

22/12/2019

¿Cómo narramos nuestras experiencias? ¿Cuál es la distancia entre la realidad y la fantasía?, son interrogantes que recorren la exposición “Recuperando historias, recuperando fantasías”, curada por Diana Wechsler, y desplegada hasta el 30 de diciembre en el Museo Nacional de Riyadh, capital de Arabia Saudita, como parte de la programación BIENALSUR 2019. Te invitamos a conocer todas las obras en exposición.


. Banderas del fin del mundo – Christian Boltanski (FRA), Voluspa Jarpa (CHL), Magdalena Jitrik (ARG)


Tres banderas monumentales proponen una serie de imágenes utópicas, como emblema de naciones imaginarias o, mejor aún, de territorios sin fronteras. Las Banderas del Fin del Mundo fueron intervenidas por artistas, en base al proyecto “Draw me a flag” impulsado por Christian Boltanski para la Fundación Cartier.


. El silencio de las sirenas – Eduardo Basualdo (ARG)


Una enigmática instalación que comprende una suerte de laguna artificial cuyas aguas brotan y se escurren, de manera cíclica, y que el espectador puede recorrer, sin dejar de estar alerta, saltando de piedra en piedra. Una propuesta cuyo título homenajea al libro homónimo de Franz Kafka.


. Little Talk – Pablo Reinoso


Los famosos “Spaghetti Benches”, del artista argentino Pablo Reinoso, presentan una serie de bancos ubicados en la vía pública, que se entrelazan de manera poética y que proponen un lugar de encuentro y conversación cotidiana.


. Sin pedestal y sin medallas - Betsabeé Romero (MEX)


A contramano de una larga historia de esculturas ecuestres en parques y espacios públicos, la artista mexicana Betsabeé Romero diseñó un ejército de 60 cabezas de caballitos de cerámica, sobre postes, una evocación a los juegos de la infancia y a innumerables narraciones históricas.


. Mundus Admirabilis - Regina Silveira (BRA)


Una inquietante intervención de la artista brasilera Regina Silveira. En las paredes, techos y puertas de una sala vidriada conviven imágenes de insectos gigantes, especies desproporcionadas e incompatibles, que parecen cohabitar en un magnífico aislamiento.


. Sequía y sombra – Makoto Azuma (JPN)


El artista japonés Makoto Azuma creó una escultura de girasoles en el desértico Salar de Jujuy, Argentina. Esperó un año para ver cómo, en las salinas, la escultura se convertía en una flor de sal: una metáfora de la vida y la muerte, de la resistencia y la fragilidad.


. Soleil Noir (Sol Negro) - Laurent Grasso (FRA)


Una película de 16 milímetros creada por el artista francés Laurent Grasso, arroja imágenes impactantes obtenidas de un dron que sobrevuela los callejones desiertos de Pompeya y las alturas amenazantes de Stromboli. Acompañado de una banda sonora hipnótica, el filme evoca un tiempo abstracto y reflexiona sobre lo artificial y lo natural.


. Azal - Ayman Zedani (SAU)


El artista saudí Ayman Zedani presenta una instalación compuesta por decenas de vasijas de cerámica en las que vierte, lentamente, una serie de tintas, que a su vez tiñen y provocan cambios en el aspecto de cada una de ellas. De este modo, no hay dos vasijas idénticas, y en su transformación cada una actúa como un registro del paso del tiempo, como si fuera posible encapsular ese momento.


. Tapiz, huellas en el territorio - Paola Monzillo (URY)


Un tapiz hecho a mano con mapas de ciudades latinoamericanas, cortados y unidos entre sí a través de la técnica del telar manual. Una suerte de recreación del pasado y el presente, de memoria y olvido, revelando las formas en que el tiempo se superpone y se reescribe en el territorio, como un palimpsesto.


. Super Oxy – José Bechara (BRA)


Tomar el espacio vacío como una especie de sustancia a esculpir es lo que propone el artista brasileño José Bechara en sus instalaciones. La luz, ya sea natural o artificial, proyecta sombras sobre las paredes y el suelo, extendiendo así los territorios o formas gráficas de las piezas a la sala expositiva.


. Máquina de dibujo - Marco Maggi (URY)


El uruguayo Marco Maggi evidencia en sus producciones una afición por la alquimia artística, transformando las cosas más simples o frágiles -desde las tijeras y el papel de aluminio hasta los papelitos de oficina y los lápices de colores- en obras de metáforas poéticas y humor inesperado.


. La empuñadura de la esperanza - Faisal Samra (SAU)


En esta instalación interactiva el espectador deberá tomar un fragmento de arcilla secada al sol, apretarla con el puño cerrado y colocarla a secar en La pared de los deseos, un gesto metafórico para preservar los elementos esenciales de la vida: agua, tierra, sol y aire.


. Mañanas de esperanza - Sarah Abu Abdallah (SAU)


¿Qué queda de los recuerdos y encuentros cuando su referencia visual es removida de contexto? Es la pregunta que recorre la obra de la artista saudí Sara Abu Abdallah, textos e imágenes fragmentariamente combinados que refieren a la fugacidad y a los momentos de ansiedad en un mundo en rápida evolución.


. A blink of an Eye (Un parpadeo) - Fatima Al-Banawi y The Other Story Project (SAU)


Miles de historias anónimas, escritas a mano, conforman la videoinstalación “A Blink of an Eye”. En un intento de revivir la célebre tradición oral árabe, la artista invita al público a un recital teatral que recorre las esferas de lo público y lo privado, desde narraciones de la vida real de la gente de la calle, anónima, que luego convierte en producciones creativas.


. Somos el límite de todas las cosas - Mariana Telleria (ARG)


El esqueleto de un inmenso barco, anclado en la sala, revela el momento exacto en que esa estructura monumental se desmorona, en un desastre inminente. ¿O está evidenciando el momento de su aparición, tras un hundimiento? La instalación “Somos el límite de las cosas” desafía toda lógica y ofrece una única certeza: es el espectador el que decide.


. T4 de la serie M2 - Graciela Sacco (ARG)


La videoinstalación de la artista argentina Graciela Sacco (1956-2017), “T4”, fue rodada en la terminal madrileña del mismo nombre y muestra las sombras de personas que caminan en un bucle infinito. La obra se desarrolla en un presente continuo: se impone en el espacio y requiere espectadores activos capaces de sondear el lugar a cada paso.