Una visita indispensable a la memoria

30/09/2019

A la vera del Río de la Plata, sobre la Costanera Norte, en un predio de catorce hectáreas, entre verdes y cielos, se erige el Parque de la Memoria-Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, un espacio público de visita indispensable, donde están inscriptos los nombres de los desaparecidos y asesinados por el accionar represivo estatal durante la última dictadura cívico-militar.

Espacio de recuerdo, homenaje, testimonio y reflexión, este emblemático lugar –lindante con el río que fue destino de muchas de las víctimas- posee una sala expositiva bautizada PAyS (presentes ahora y siempre) donde se podrán visitar dos exposiciones de BIENALSUR 2019: “Piras. Historias de brujas” del colectivo Tótem Tabú (conformado por Hernán Soriano, Malena Pizani y Laura Códega) y “Choque” de Dora Longo Bahia.


El grupo Tótem Tabú trabaja desde 2014 investigando temas vinculados al origen de ciertas prohibiciones con el objetivo de echar luz sobre aquellos conocimientos e ideologías censurados por la historia y ver cómo estas temáticas sobreviven en la actualidad.

De este modo, se erigen en la sala de exposición distintas piras que representan situaciones que contribuyen al desarrollo de un pensamiento crítico y autónomo que busca cuestionar los relatos canónicos e imperantes. 

Curada por Florencia Battiti, la muestra traza un recorrido que problematiza los múltiples sentidos que despierta la figura de la bruja, organizada en torno a siete núcleos que funcionan como piras, como por ejemplo la “Pira de los libros” (la quema de libros ha sido un instrumento de los totalitarismos con el fin de aleccionar y adoctrinar a la sociedad), o la “Pira del trabajo femenino” (históricamente, la mujer ha sido víctima de desigualdad de salarios o circunscripta a su rol gestante, encargada de la crianza y la familia.

En tanto, en la Sala Audiovisual del Parque se puede ver “Choque”, una videoinstalación de la artista brasileña Dora Longo Bahia, de enorme potencia visual que cuestiona críticamente los métodos que los poderes del Estado aplican para suprimir las fuerzas de resistencia.

“Choque” toma su título de la unidad anti-disturbios de la policía brasileña, también conocida como “Tropa de Choque”, una división entrenada y equipada para reprimir multitudes y protestas en el espacio público.


“Lejos de erigirse como un símbolo de protección, las fuerzas policiales transmiten en ‘Choque’ una filosofía del miedo y, aunque la obra ancla su base conceptual en la realidad histórico-política del Brasil contemporáneo, la narrativa visual desplegada por Longo Bahia encuentra similares resonancias en múltiples ciudades alrededor del planeta”, señala Florencia Battiti, de BIENALSUR.

Ambas muestras se podrán visitar hasta el 13 de octubre en el Parque de la Memoria, Avenida Costanera Norte Rafael Obligado 6745, de lunes a viernes de 10 a 17 y los sábados, domingos y feriados de 11 a 18, con entrada libre y gratuita.