Ejes curatoriales BIENALSUR 2019

08/01/2019

Lejos de imponer un tema convocante, BIENALSUR apuntó, una vez más, a indagar entre artistas y curadores de distintas latitudes acerca de cuáles son los temas que están en sus respectivas agendas, analizar las convergencias y hacer de ellas los ejes temáticos de la próxima edición.

La capacidad del arte de interpelar a los ciudadanos en el espacio público, su posibilidad de situarse en las fronteras reales o virtuales de nuestras sociedades exponiendo lo que éstas representan, plantear las distintas dimensiones de la cuestión de género, así como la de las memorias y los olvidos, los pasados traumáticos, las múltiples articulaciones entre arte y ciencia y las estrategias de activación e integración social que las acciones artísticas pueden conllevar; muestran al arte contemporáneo como un potente instrumento que permite aproximarnos, conocer, pensar  y ensayar formas para lidiar con algunos aspectos de la realidad. Estas son algunas de las temáticas que atraviesan las obras y propuestas de los artistas y curadores que participarán de BIENALSUR 2019. Estos son los ejes curatoriales que, centralmente, darán forma a este gran evento cultural y fueron definidos a partir de la convocatoria abierta internacional, de temática libre, realizada por BIENALSUR para su segunda edición (en la que se recibieron más de 5200 proyectos de más de 80 países distribuidos por todo el mundo). De esta manera, BIENALSUR continúa apostando por un formato atípico y único en materia de curaduría.

Una vez analizadas las propuestas recibidas, el equipo curatorial de BIENALSUR delimita los ejes centrales que se despliegan en cada edición y que de junio a noviembre de 2019 se extenderán en múltiples espacios expositivos distribuidos en los veinte países participantes. Los ejes atraviesan el territorio expandido en el que se desarrolla BIENALSUR para presentar en cada ciudad un capítulo que mantiene su autonomía a la vez que, por integrarse en alguno de los ejes curatoriales, dialoga con los demás.

Modos de ver, una de las problemáticas que se desprendió de los temas abordados por los artistas en sus obras, alude a los diversos modos de presentación y representación visual que configuran los artistas contemporáneos apropiándose de modelos históricos, versionándolos, construyendo otros nuevos y contribuyendo así a la construcción y circulación de distintos “modos de ver”, dada la gravitación que tiene la percepción visual en el modo de relacionarnos e interpretar el mundo que nos rodea. Retomamos con este título el del célebre libro del escritor británico John Berger, quien analizara las maneras en que se articula lo que vemos con lo que sabemos así como los poéticos desvíos que se producen entre palabras e imágenes.

Aquellas obras que aluden a cuestiones de memoria en distintos niveles, a los pasados traumáticos y a las memorias de violencias dictatoriales y los modos en que las artes atraviesan aspectos ligados a los derechos humanos, fueron agrupadas en el eje Memorias y olvidos

Entre tanto, los trabajos que refieren a las perspectivas de género, la politización de los cuerpos y la mirada crítica sobre la perspectiva patriarcal y heteronormativa -problemáticas transversales en todos los países y a todos los demás ejes temáticos- responden al núcleo temático de Cuestiones de género.

La conjunción entre Arte y ciencia/Arte y naturaleza como una plataforma de diálogo horizontal entre modos de abordaje y de pensamiento, y la problemática de Tránsitos y Migraciones -asociada también a cuestiones ligadas tanto al control, a los territorios como al desarraigo y la discriminación- serán otros de los ejes surgidos a partir de los temas que presentaron los propios artistas.

Al igual que en la edición anterior, la concepción del arte como un hecho que ocurre no sólo en museos y espacios tradicionales de exhibición, sino como un fenómeno que se inserta en el propio tejido urbano y social, apelando a la interacción y a la integración de la comunidad, dio cuerpo al eje Arte y espacio público/Arte y acción social.

Por su parte, otros tópicos como Paisaje -en articulación y como subtema de Arte y naturaleza, y en diálogo con Modos de ver- busca poner en juego la tensión existente entre el tradicional concepto de paisaje, aquel que representa a la naturaleza en estado puro y salvaje, y las producciones artísticas contemporáneas.

Finalmente, el concepto de Trabajo remite a un conjunto de obras que revelan la preocupación contemporánea por este tema entendiendo a la ocupación, al trabajo, como derecho inalienable del ser humano, actualmente amenazado por las dinámicas económicas contemporáneas.  Con él, las formas en que desde el arte se opera con las dimensiones cotidianas así como las maneras en que contribuye a la formulación de unas imaginaciones de futuros posibles, se integran como otros subtemas dentro de la edición 2019 de BIENALSUR.