¡Gracias por formar parte de BIENALSUR 2019!

13/12/2019

BIENALSUR 2019, la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur, organizada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) se prepara para dar cierre a su segunda edición, realizada de mayo a noviembre, en la que volvió a demostrar el poder transformador del arte y la cultura, con un despliegue inédito que incluyó, en simultáneo, exposiciones de 600 artistas de los cinco continentes, en cien sedes de 43 ciudades de una veintena de países.

De mayo a noviembre, 33.000.000 de personas asistieron y formaron parte de las diferentes exposiciones, acciones, performances, encuentros y activaciones impulsadas desde la bienal. 18.370 kilómetros de un recorrido artístico en simultáneo que tuvo su punto de partida en Ushuaia, como una manera simbólica de posicionarse “al sur del sur”, expandiéndose hacia diversas provincias de Argentina. En América Latina, recorrió Chile, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Costa Rica, Brasil, Uruguay y México; en Europa estuvo presente en ciudades como París, Toulouse, Roma, Crans-Montana y Palma de Mallorca; la sede del continente africano fue en la ciudad de Cotonou, en Benín. Finalmente, en Asia, las ciudades de Riyadh, en Arabia Saudita, y Tokio, Japón.


Con un formato y modelo inédito, que hace foco en la importancia de la diversidad cultural y el respeto por las singularidades, la bienal funciona como una red global de colaboración asociativa institucional y académica, que elimina distancias y fronteras, y que se extiende a todo el mundo, con la premisa acercar al gran público a las más diferentes manifestaciones artísticas.

BIENALSUR concibe a la cultura como un vehículo de integración entre países, por lo que contribuye a través de su programación a la inclusión, la convivencia y el respeto por la diversidad entre pueblos, así como a multiplicar voces, a través de una red multicultural, polifónica y horizontal.


Al proponer una dinámica nueva, horizontal, democrática, BIENALSUR trastoca las reglas de juego tradicional del sistema del arte e invita -en una convocatoria abierta internacional de temática libre- a artistas y curadores de todo el mundo a presentar sus proyectos. Es a partir de allí que surgen los ejes temáticos de cada bienal, lo que convierten al encuentro en el catalizador de los debates contemporáneos, como por ejemplo “Migraciones, tránsitos y fronteras”, una de las temáticas recurrentes en la obra de los artistas participantes, que despliegan desde miradas y poéticas disímiles.

Los impactantes video del estadounidense Bill Viola sobre la vida y la muerte, en San Juan; el cautivante circuito Pistoletto en la ciudad de Buenos Aires que instaló la utopía del arte como recurso para modificar la sociedad; el intercambio de saberes milenarios entre artistas japoneses y la comunidad de Quilmes, en Tucumán; el feminismo potente y prolongado de Martha Rosler; el arte como generador de un sentido de pertenencia, sin importar donde estemos, en el encuentro de fronteras Juntos Aparte; o  las historias imaginarias y fantásticas desplegadas por artistas argentinos y árabes en Ryiad dieron forma a una programación de lo más diversa.

El público ha presenciado también obras de David Lynch (Estados Unidos), Reza Aramesh (Irán), Christian Boltanski (Francia), Cildo Meireles, Rosângela Rennó (Brasil), Teresa Margolles, Betsabeé Romero (México), Edith Dekyndt (Alemania), Makoto Azuma, Katsuhiko Hibino (Japón), Voluspa Jarpa (Chile), Pablo Reinoso, Eduardo Basualdo, Marie Orensanz, Leandro Erlich, Guillermo Kuitca y Eduardo Stupía (Argentina), entre muchos otros artistas.