Microrrelatos de los diversos modos de ver el mundo

03/12/2019

Hasta el 12 de enero de 2020 se podrá visitar en Puebla, México, la exposición “Modos de ver. Un ensayo curatorial a partir de la colección de videos de los FRACS (Fondos Regionales de Arte Contemporáneo de Francia)”, una serie de trabajos de perspectivas diversas que condensan, entre otros temas, el de los tránsitos y las migraciones, atravesados por las identidades, las tensiones sociales y el género.

En la Capilla del Arte de la Universidad de las Américas Puebla, ciudad mexicana reconocida por su arquitectura colonial y sus cerámicas prehispánicas, el público se encontrará con obras de los franceses Jean-Christophe Norman, Zineb Sedira, Annabelle Amoros, la marroquí Bouchra Khalili, la canadiense Kapwani Kiwanga, la ecuatoriana Estefanía Peñafiel, la indonesia Fiona Tan, el alemán Harun Farocki y el colectivo madrileño Democracia.


¿Cómo perciben los artistas el mundo circundante? ¿Qué miradas de la realidad elaboran a través de sus creaciones artísticas? “La vista llega antes que las palabras”, decía el crítico inglés John Berger, autor del libro “Modos de ver”, que da nombre a uno de los ejes curatoriales de BIENALSUR 2019. 

La exposición ensaya una serie de ejes temáticos que se ordenan, a modo de microrrelatos, en busca de revisar las distintas aproximaciones que artistas reunidos en las colecciones de los FRACS realizaron a través de sus obras”, explica la curadora Diana Wechsler.

Uno de los núcleos conceptuales que se condensan de manera potente dentro de esta selección es el de los tránsitos y las migraciones, que atraviesa problemáticas como las identidades, las tensiones sociales, el género; tópicos que recorren esta muestra que reúne perspectivas tan ricas como variadas. 

Además, se hace evidente la reflexión sobre los recursos con los que los artistas presentan y re-presentan realidades diversas, enriqueciendo nuestra aproximación a estos modos de ver. 


Los videos seleccionados provienen de los FRAC (Fondos Regionales de Arte Contemporáneo) de Francia, un modelo prácticamente inédito en el mundo -creado en 1982- que busca acercar el arte a las regiones de ese país a través de una colección pública de casi treinta mil obras de arte contemporáneo.

Este patrimonio nómade, convertido en un gran ecosistema para apoyar al arte y a la creación artística, se divide en veintitrés FRAC y reúne trabajos de 5.700 artistas, la mitad de Francia y la otra mitad, del resto del mundo.

La exposición en Puebla, como parte de la programación de BIENALSUR 2019, sostiene la misión de los FRACS de facilitar el descubrimiento del arte contemporáneo por parte del público más diverso, que es también una de las misiones centrales de la bienal, que ya se prepara para su edición 2021.